31 diciembre 2010

Homenajes librosféricos del 2010

- 150 años del nacimiento de Joan Maragall.
- 150 años del nacimiento de
Chéjov.
- 150 años del nacimiento de
J. M. Barrie.
- 120 años del nacimiento de
Joan Amades.
- 120 años del nacimiento de
Agatha Christie.
- 100 años del nacimiento de
Miguel Hernández.
- 100 años del nacimiento de
Gonzalo Torrente Ballester.
- 100 años del nacimiento de
Leo Lionni.
- 100 años de la muerte de
León Tolstói.
- 100 años de la muerte de
Mark Twain.
- 100 años de la publicación de
Las aventuras extraordinarias de Massagran.
- 100 años de la publicación de la primera tira de
Krazy Kat.
- 90 años del nacimiento de
Isaac Asimov.
- 75 años del nacimiento de
Penguin.
- 70 años de la muerte de
Selma Lagerlöf.
- 60 años de la muerte de
Edgar R. Burroughs.
- 50 años de la muerte de
Albert Camus.
- 40 años de la muerte de
Josep Carner.
- 30 años de la muerte de
Gianni Rodari.
- 25 años de la muerte de
Italo Calvino.
- 25 años de la muerte de
Salvador Espriu.
- 25 años de la creación de
Calvin y Hobbes y 15 años de la publicación de la última tira.
- 20 años de la muerte de
Manuel de Pedrolo.
- 20 años de la muerte de
Roald Dahl.
- 20 años de la muerte de
Jaime Gil de Biedma.
- 15 años de la muerte de
Michael Ende.
- 15 años de la muerte de
Hugo Pratt.
- 10 años de la muerte de
Charles M. Schulz.
- 10 años de la muerte de
Carmen Martín Gaite.

Y también recordar a J. D. Salinger, Miguel Delibes y José Saramago, que nos dejaron este año que se nos acaba en unas horas...

27 diciembre 2010

Los cómics de diciembre

Si el año no se nos hubiera complicado como lo ha hecho, y el curso hubiera seguido... eso... su curso, los cómics de diciembre hubieran sido Hicksville, de Dylan Horrocks y La revolución de los cómics, de Scott McCloud.

No se me ocurre mejor manera de terminar un curso sobre cómics...

[Hagan click en la imagen para verla más grande]

24 diciembre 2010

Believe in magic


Y, por encima de todo, observa con ojos brillantes el mundo que te rodea porque los secretos más grandes se esconden siempre en los lugares más insospechados. Aquellos que no creen en la magia, nunca la encontrarán - Roald Dahl.

Feliz Navidad a todo el mundo :-)

[Vía let the wild rumpus start]

17 diciembre 2010

Nunca los libros habían podido ser tan libres

El futuro que ¿podría? ser.
Una buena lectura previa al fin de semana.
(¡Y no se olviden los comentarios!)

15 diciembre 2010

Erecciones metafóricas

- Tú lees un libro por la historia y por cada una de sus palabras - continuó Gordy -, y dibujas tus viñetas por la historia y por cada una de las palabras e imágenes. Sí, eso tienes que tomártelo en serio, pero también deberías leer y dibujar porque las viñetas y los libros realmente buenos te provocan una erección.
Me quedé a cuadros.
- ¡Tendrían que provocarte una erección! ¡Tienen que provocarte una erección! - gritó Gordy -. ¡Claro que sí!
Fuimos corriendo a la biblioteca del instituto Reardan.
- Mira todos estos libros - dijo.
- No hay tantos - contesté. Era una biblioteca pequeña de un instituto pequeño de un pueblo pequeño.
- Hay tres mil cuatrocientos doce - contestó Gordy -. Lo sé porque los he contado.
- Vale, ahora eres oficialmente un friki - dije.
- Sí, es una biblioteca pequeña. Es enana. Pero incluso si leyeras uno de estos libros cada día, tardarías diez años en terminar.
- ¿Adónde quieres llegar?
- El mundo, incluso sus lugares más pequeños, está lleno de cosas que desconoces.
Guau. Ésa era una idea impresionante.
Cualquier pueblo, incluso uno tan pequeño como Reardan, era un lugar lleno de misterios. Y eso significaba que Wellpinit, aquel pueblo indio aún más pequeño, también era un lugar lleno de misterios.
- Vale, entonces es como si cada uno de estos libros fuera un misterio. Cada libro es un misterio. Y si lees todos los libros que se han escrito en la historia, es como si hubieras leído un misterio gigante. Y por mucho que aprendas, sigues aprendiendo que hay muchas más cosas que tienes que aprender.
- Sí, sí, sí, sí - dijo Gordy -. ¿Sigue sin provocarte una erección?
- Estoy duro como una piedra - contesté.
Gordy se sonrojó.
- Bueno, no me refiero a una erección en el sentido sexual - dijo Gordy -. No creo que debas ir por la vida con un pene erecto de verdad. Pero debes afrontar cada libro, y debes afrontar la vida, con la idea de que es muy posible que en cualquier momento experimentes una erección metafórica.
- ¡Una erección metafórica! - grité -. ¿Qué narices es una erección metafórica?
Gordy se rió.
- Cuando digo erección, en realidad me refiero a alegría - dijo.
- ¿Entonces por qué no has dicho alegría? No tenías por qué decir erección. Cuando pienso en erecciones me hago un lío.
- Erección es más divertido. Y más alegre.
Gordy y yo nos reímos.

***

El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial, de Sherman Alexie, es el libro más vitalista que he leído en mucho tiempo. Si necesitan un buen chute de optimismo, de esperanza a pesar de las adversidades, de ganas de vivir y escapar a lo que parece que el destino tiene preparado para nosotros... ya saben.

13 diciembre 2010

10 diciembre 2010

Algunos libros que no me importaría recibir estas Navidades...

[Tomen nota, amigos invisibles...]

- Lo que sé de los hombrecillos, de Juan José Millás.
-
La casa del árbol, de Marije Tolman y Ronald Tolman.
-
La tienda de animalhombres del señor Larsen, de Daniel Monedero y Aitana Carrasco.
-
Las obras escogidas de T. S. Spivet, de Reif Larsen.
-
Algo que brilla como el mar, de Hiromi Kawakami.
- El libro de los niños, de
A. S. Byatt.
-
Caligrafía, de Claude Mediavilla.
-
Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain.
-
Postcards from Penguin.
- Crocheting on the edge, de
Nicky Epstein.
- Material obsession, de
Sarah Fielke.
- ABC, de
Julie Morstad.

08 diciembre 2010

Caligraft





Jugando con las tipografías interactivas de Caligraft (obra de Ricard Marxer Piñón).
Lástima que las capturas de pantalla no muestren el movimiento...

06 diciembre 2010

Paul

Últimamente estoy de suerte con mis lunes libres. Si hace un par de semanas fue Innocenti, el próximo lunes le toca el turno a Paul Auster en el CCCB. Se me escapó hace un par de años (cuando la cola que le daba la vuelta a la Plaça Sant Jaume), pero esta vez ya tengo mis entradas...

[La imagen, un fragmento de ésta que encontré aquí.]

***

ACTUALIZACIÓN - JUEVES 9 DE DICIEMBRE
Acaba de llegarme un correo del CCCB titulado "Anulada la conferencia de Paul Auster por enfermedad del escritor". De momento no hay más información en la web... :-(

03 diciembre 2010

Cuatro libros en una canción



(Premio para el que, sin hacer trampa - es decir, sólo escuchando la canción - acierte los cuatro títulos...)

01 diciembre 2010

29 noviembre 2010

Encargo


Este año va todo el mundo a Montreuil menos yo, que ya le he encargado a Berta si puede traerme esta colección de vestidos de Emmanuelle Houdart (ed. Thierry Magnier). Mmmmm...

26 noviembre 2010

Semillas

Sin embargo, las historias eran diferentes: cobraban vida al contarlas. Sin una voz humana que las leyera en voz alta o un par de ojos bien abiertos que las siguieran a la luz de una linterna bajo la manta, no tenían una existencia real en nuestro mundo. Eran como semillas en el pico de un pájaro, esperando caer en la tierra, o como las notas de una canción escrita en una partitura, deseando que un instrumento las convirtiese en música. Yacían dormidas, a la espera de una oportunidad para despertarse. Cuando una persona empezaba a leerlas, podían empezar a cambiar, podían echar raíces en la imaginación y transformar al lector. La madre de David le susurraba al oído que las historias querían que alguien las leyese, que lo necesitaban, porque era lo que las hacía salir de su mundo para entrar en el nuestro: querían que les diésemos vida.

***

... y qué vida tan intensa. John Connolly hace en El libro de las cosas perdidas lo que otros muchos antes que él (y otros tantos después): coger las historias tradicionales para reescribirlas, reinterpretarlas, reinventarlas. Y no sé si los niños disfrutarán con estas nuevas versiones, pero yo... yo estoy disfrutando de lo lindo con estas historias oscuras, densas, macabras... en las que no todo se dice... ni falta que hace.

24 noviembre 2010

22 noviembre 2010

Roberto... il piu grande.

[En el centro de la imagen, Roberto Innocenti, en la biblioteca Xavier Benguerel de Barcelona.]

Si no conocen a
Roberto Innocenti, quizá ahora sea el momento de poner remedio. El lunes pasado se conjuraron unos cuantos astros para hacer posible su paso por Barcelona. Qué gozo ver una sala de actos llena a rebosar, incluso con gente sentada en el suelo, en tiempos en los que las actividades culturales en las bibliotecas públicas se quedan, en más de una ocasión, bastante lejos de la asistencia deseada. Y es que cuando se organiza bien, y a pesar de la improvisación (no era una actividad planeada a meses vista, como suele suceder - lo cual viene a demostrar que no hay que tener miedo al riesgo cuando la visita lo merece), nadie puede negar que el resultado vale la pena. Dos horas largas de charla entre Ignasi Blanch y Roberto Innocenti. Una charla que empezó con la lectura en italiano de Rosa Blanca y terminó con algunas preguntas de un público entregadísimo al que le costó dejar de aplaudir. Y es que Innocenti es al mundo de la LIJ lo que - y el paralelismo no es mío - Lou Reed se podría considerar que es al rock clásico. Lo que nos contara Roberto... en realidad no era importante. Estoy segura que el público no esperaba desentrañar los secretos que esconde el maestro. La mayoría de nosotros queríamos arropar a uno de los grandes y sentir que, al final, lo conocíamos, a él y a su obra, un poquitín mejor.

La biblioteca Xavier Benguerel lleva años albergando el
Servicio de Documentación de Literatura Infantil y Juvenil, pero fue a raíz del Somiari del año pasado (con la presencia, entre otros, de Javier Sáez Castán), y de este encuentro con Innocenti, que parece empezar a florecer. Estoy segura de que todos los que estábamos allí el pasado lunes esperamos que sigan ofreciendo oportunidades de encuentro con autores e ilustradores de tan reconocido prestigio.

PS: Salgan a la calle y busquen, ya, dos libros: La casa y La comarca fèrtil/El último refugio. Otros escogerían otras, pero estas son las mías.

21 noviembre 2010

Nada más que hacer

... y cuando tengo mil cosas por hacer, a veces también me olvido de todo y, simplemente, leo.

***
No pretendía que el tomármelo con más calma acabara siendo una ausencia tan prolongada (y que todavía no ha terminado), pero así son las cosas...

29 octubre 2010

¿Por qué?

Elegimos nuestro camino a lo largo de interminables estanterías seleccionando este o aquel volumen por ninguna razón claramente discernible: por la cubierta, por el título, por un nombre, por algo que aliguien dijo o no dijo, por una corazonada, por capricho, por error, porque creemos que podemos encontrar en ese libro un relato, un personaje o un detalle determinados, porque creemos que fue escrito para nosotros, porque creemos que fue escrito para cualquiera menos para nosotros y queremos saber por qué hemos sido excluidos, porque queremos aprender, o queremos reír o queremos entregarnos al olvido.

***
Alberto Manguel en La biblioteca de noche.

22 octubre 2010

The Wall


Como han podido observar, desacelero el ritmo.
No, no siempre tengo tiempo para todo lo que tengo/debo/me gustaría hacer, como algunos creen. Que cada uno interprete la imagen a su gusto, pero no es casual que la use en este momento.

Quizá les cuente algo sobre el Bookcamp, les traiga noticias de cómo anda la traducción que empecé de un artículo sobre libros ilustrados de Shaun Tan, vuelva a hablar de cómics (que tenemos olvidados desde el verano), o deje caer algún vídeo/cita/imagen/recomendación de vez en cuando.

No cuelgo el "cerrado por vacaciones", pero casi.

Mientras tanto, aprovechen para leer.
Se aceptan sugerencias :-)

***
Foto de klaroen, tomada en la Holland Papier Biënnale 2010. Diseño de Anouk Kruithof.

18 octubre 2010

Lo que más me gustaba

era que me contaras un cuento en la cama. ¿Te acuerdas?
- Malva - decías -, ¿cama y cuento?
Oír esas palabras era lo mejor del día, lo mejor de la vida.
Me acostaba.
- ¡Malva! - gritabas desde el pasillo -, ¿los dientes?
Me levantaba y me los lavaba. Y me los habría pintado de azul si hubiera hecho falta. Me los lavaba, y tan deprisa como era capaz: me esperaba un cuento.
Tú, mamá, cogías el libro; tengo esa imagen grabada, el momento mágico en el que abrías el libro y carraspeabas un poco. Yo cerraba los ojos y abría los oídos, en cuanto oía tu carraspeo. Empezabas a leer y me metía en el cuento poco a poco, como en el mar en verano a la hora de la siesta.

***

Leo estos días, además del interesante número 322 de Quimera (que me está obligando a googlear cada vez que me topo con un libro que me gustaría leer, con alegrías y decepciones), un buen montón de libros infantiles. Cama y cuento, de Gonzalo Moure, ha sido uno de los mejores. Un libro que debería ser lectura obligada para todos los padres.

15 octubre 2010

11 octubre 2010

Prensa, crítica y edición

El pasado lunes 4 de octubre estuve en la mesa redonda “La prensa, la crítica y la edición. ¿Información cultural o promoción editorial?” en el ciclo “El oficio de editar: de Carlos Barral a nuestros días” del Caixaforum de Barcelona.

A la mesa, moderada por Malcolm Otero Barral, se sentaron cuatro pesos pesados de la crítica literaria de nuestro país: Ignacio Vidal Folch (escritor, crítico y periodista), Winston Manrique (responsable de la sección literaria de Babelia), Ignacio Echevarría (crítico y editor) y Félix Romeo (escritor, crítico y periodista).

Dentro de los estudios culturales, y más concretamente literarios, el tema de la crítica es quizá uno de los que me parecen más interesantes, probablemente porque es una actividad que realizo con bastante asiduidad (especialmente la crítica de literatura infantil, tanto en el blog de la librería Al·lots – El petit príncep como, desde hace un par de años, en la revista de LIJ catalana Faristol). Saber cómo otros críticos enfocan su trabajo es algo que de vez en cuando siento la necesidad de conocer, sobre todo porque personalmente tengo muchas dudas sobre “tot plegat” y necesito saber si son compartidas, si debería preocuparme por alguna otra cuestión, si debería cambiar radicalmente de postura y realizar mi labor crítica desde otro ángulo... Digamos que escuchar (o leer) las reflexiones de otros críticos sobre su trabajo me remueve un poco las entrañas para no quedarme estancada, volver a motivarme, y refrescar mi acercamiento a esta actividad (la crítica puede convertirse en una labor bastante tediosa; es muy fácil dejarse llevar por la inercia, especialmente cuando haces crítica por escrito de manera habitual, a un libro o dos por semana). Por eso disfruté tanto de la sesión en el Caixaforum del otro día, o de las jornadas anuales de formación de críticos que organiza la revista Faristol y por las que estoy infinitamente agradecida.

La charla del lunes fue sumamente interesante. La combinación de personalidades sentadas a la mesa prometía ser sino explosiva al menos sí polémica (y lo fue, claro); la verdad es que no paré de tomar notas de algunas de las “sentencias” que me parecieron dignas de ser titular de los suplementos culturales de la semana:

“No se pueden hacer críticas arriesgadas en 15 líneas de texto” (Vidal Folch)
“El periodismo cultural se limita a hacer de altavoz de la industria editorial” (Echevarría)
“Si no sales en Babelia no existes” (Romeo)
“Da igual lo que digas: la crítica es totalmente irrelevante” (Romeo)
“En España sólo se puede criticar el fútbol, la televisión y, un poco, la política” (Romeo)
“El que gana, sale; el segundo no” (Romeo, refiriéndose a la masiva presencia de best-sellers en los suplementos culturales).
“La búsqueda del lector es una farsa” (Echevarría, refiriéndose a la supuesta motivación de la prensa cultural de fomentar la lectura).

"¿Por qué es mejor leer que ver la tele? Hay mucho más talento en según qué series de televisión que en la mayoría de la literatura que se publica hoy en día" (Echevarría)
“Los que ejercen la crítica en Internet aspiran a hacerla en los medios escritos” (Romeo)
“Internet no está generando nada diferente a lo que ya existe en papel; nadie está dispuesto a arriesgar nada” (Romeo)
“No puede ser que al mismo crítico le gusten las novelas de Arturo Pérez-Reverte y de Enrique Vila-Matas” (Romeo)


Leyendo todas estas citas (no todas son textuales; si algún aludido quiere rectificar, adelante) puede uno hacerse a la idea de por donde fueron los tiros a lo largo de las casi dos horas (entre tertulia y preguntas del público) que duró el acto. Por lo general, el tono fue bastante pesimista (y Winston Manrique, que parecía quizá el más optimista del cuarteto, quedó eclipsado por la fuerza de Romeo y Echevarría), y la crítica como conjunto recibió un par de palos también del público en la ronda de preguntas. A la salida y comentando la jugada con mi pareja, que me acompañó al acto, nos preguntamos también si la crítica tiene futuro como mediadora entre lectores y libros en un mundo en el que las recomendaciones de las comunidades de lectores como aNobii (en las que puedes encontrar personas a las que les hayan gustado los mismos libros que a ti y ver qué otros libros han valorado positivamente para buscar nuevas lecturas, con la ventaja además de que ellos no se limitan a las estrictas novedades editoriales) y en el que, como dijeron también en la mesa, los suplementos culturales o son calcos de los catálogos de novedades o proponen unas reseñas tan breves que a duras penas puede uno hacerse a la idea de si el libro vale o no la pena o de su temática (si el crítico hace crítica de verdad, sabremos si el libro le pareció bueno o malo pero no nos enteraremos de su temática; si el crítico es más bien reseñista, nos enteraremos del argumento pero no de su opinión sobre el libro...). Llegamos a la conclusión de que probablemente no, y nosotros (que nos consideramos buenos lectores) somos un buen ejemplo de ello, pues pocas veces recurrimos a la crítica (ya sea en revistas, suplementos literarios o internet) para decidir sobre la lectura (o no) de un determinado libro.

Pero, a pesar de que podría uno haber salido de allá con un “lo dejo” por bandera, el efecto fue más bien el contrario: precisamente porque la situación está tan chunga, hacen falta personas que ejerzan la crítica con rigurosidad e independencia. Quizá los lectores no nos hagan ni puto caso, pero no por eso vamos a dejar de denunciar que se publique según qué basura ni de alabar los esfuerzos de autores, ilustradores y editores por arriesgarse y sacar al mercado productos que realmente valen la pena. Eso sí, que solo nos quedará el derecho a la pataleta como los últimos monos de una industria que sea probablemente la menos apreciada de nuestro país (la cultural), parece casi inevitable...

08 octubre 2010

Albert Serra, Cervantes y yo




Mi granito de arena para este proyecto.
Si se animan, no tarden mucho en hacer su aportación, pues parece que no falta demasiado para terminar la lectura...

No estoy del todo segura de que vayan a "aprobar" mi fragmento, pero me hacía gracia hacer una versión de una versión del Quijote, aunque sea cutre sobremanera. Si no han visto "Honor de cavalleria", de Albert Serra, deberían buscarla. Mientras, pueden ver el vídeo original (el que he grabado cámara en mano mientras leía el fragmento que me ha tocado), aquí.

07 octubre 2010

Multiplicando

Y ya que estamos con los números, digamos que esta lista ha multiplicado por cuatro (o cinco, o seis, o diez...) mi lista de "libros sobre libros" pendientes por leer.

¡Gracias Martín!

06 octubre 2010

Números



En Librosfera estamos tan enfrascados en las letras, que a veces nos olvidamos de lo importantes que son también los números.

***

¿Les había dicho alguna vez que Millás es uno de mis autores favoritos? Por aquí le hemos mencionado varias veces, así que puede ser que sí lo haya comentado alguna vez. ¿Mis favoritos? El orden alfabético - de vuelta a las letras - y Tonto, muerto, bastardo e invisible. En su página web pueden leer cientos de sus cuentos cortos, muchos de ellos publicados en El País.

El vídeo corresponde al nuevo libro pop-up de Marion Bataille, que esta vez se centra en los números en lugar de en las letras. Esperemos poder dar pronto las gracias - de nuevo - a Kókinos.

04 octubre 2010

A la hoguera con ellos...

... aunque solo sea virtualmente.

[Vía comunicación cultural y los elementos compartidos de Ilumi]

02 octubre 2010

Comentarios

He activado la moderación de comentarios.
Por primera vez en casi cinco años, alguien había dejado un comentario que no me ha gustado nada...

Pasen un buen fin de semana :-)

01 octubre 2010

Preguntas y respuestas (7)

Los yogures te gustan de pera o de melocotón? Es que, los dichosos siempre vienen juntos!
Qué pregunta más difícil... si me hubieras dicho si de fresa o de frambuesa, estaba claro (fresa, fresa), pero en el caso del tándem pera-melocotón, la verdad es que me da un poco igual. Te dejo escoger a ti :P

Quizá ya has hablado del tema, pero... ¿me podrías dar una recomendación sobre alguna monografía o ensayo sobre la historia de la literatura infantil y juvenil? Gracias.
Pues ahora voy a confesarme: no he leído ninguna historia de la literatura infantil propiamente dicha... He leído sobre todo muchos artículos (te recomiendo la revista CLIJ y la Bloc; la primera la encontrarás seguro en casi todas las bibliotecas; la segunda te será más difícil pero vale la pena buscarla), material en la web, y libros de promoción de la lectura, algunos con algún "ramalazo" teórico pero sobre todo orientados a lo práctico.
Para no dejarte en blanco, he consultado con una compañera que está estudiando un máster en literatura infantil y juvenil y, a pesar de que ella tampoco ha leído ningún manual "puro y duro" de historia de la LIJ, me ha dado un par de ideas:
- Cien libros para un siglo, del equipo Peonza (editado por Anaya en el 2004).
- Dentro del espejo: la literatura infantil y juvenil contada a los adultos, de Pep Molist (que no es propiamente una "historia de la LIJ", sino más bien un recorrido por algunos libros clave).
- Si lees catalán: Un i un i un... fan cent, de Teresa Duran y Marta Luna (un repaso a la historia de la LIJ de formato lúdico, a través de cien personajes clave).
Esta amiga también nos recomienda el diccionario de Luis Daniel González, "Bienvenidos a la fiesta" (el mismo título que su blog, que también te recomiendo), pero claro... es un diccionario, para consultas puntuales, no para leer de cabo a rabo :-)

he descubierto tu blog a través del de cronicas salemitas y me he hecho fan. donde está tu biblioteca? le pones alguna decoración especial?
Pues trabajo en una biblioteca grande de la Diputación de Barcelona, y hasta aquí voy a leer (la biblioteca concreta donde trabajo es uno de los secretos mejor guardados de Librosfera...).
Te diré que trabajo sobre todo en la sección infantil (echando muuuucho de menos la sección de novela), y que tenemos un montón de elementos decorativos:
- Sobre todo, libros: exposiciones temporales sobre alguna temática, novedades, libros especialmente vistosos (pop-ups, de gran tamaño, etc...), aunque también tenemos unos lápices de goma espuma, plafones de madera con personajes de cómic, y algún otro elemento decorativo. - Un plafón especial para el club de lectura infantil, donde colgamos siempre cosas relacionadas con el libro que hemos leído ese mes.
- El plafón de novedades recomendadas, que ahora lleva unos meses inspirado en uno de los cuentos de Agustín Fernández Paz en su libro "Lo único que queda es el amor" (el cuento de las citas de libros repartidas por la ciudad, pero en lugar de con citas con las portadas de los libros - para más detalles, tendrás que buscar y leer el libro :P)

Me gustaría saber si conoces alguna red social o grupo de trabajo que trate de aprovechar las redes sociales y las folksonomias para catalogar los libros. Si yo quiero libros en los que su acción transcurra en Venecia.
Sé del todo seguro que
Librarything lo hace, pero hay muchas otras redes sociales que es posible que lo hagan también. Puedes empezar por los enlaces de este post de Librosfera sobre el tema.

También algunas bibliotecas ponen en la catalogación de sus novelas, en el campo de materia, la ciudad en la que está ambientada, en el caso de que sea especialmente relevante para la historia (o de que el bibliotecario o la bibliotecaria que cataloga el libro detecte dicha importancia). En el catálogo de las bibliotecas de la Diputación de Barcelona, bajo la entrada de materia "Venecia - novelas", algunos de los títulos que aparecen son:
- Bajo la luz de la laguna, de Hanns-Josef Ortheil.
- El cocinero del Dux, de Elle Newmark.
- La cortesana, de Sarah Dunant.
- La otra Venecia, de Predrag Matvejevic.
... entre otros. Puedes realizar tú mism@ la consulta en http://sinera.diba.cat
Personalmente te recomiendo "La pasión", de Jeanette Winterson, también ambientada en Venecia (aunque no únicamente).

si tuviéses que elegir entre arrancar la primera página de un libro o la última, que elegirías.. el principio o el final de una histroria??
Con todo el respeto al resto de preguntas que me han hecho hasta ahora, creo que esta las supera a todas con creces!! He tenido que pensármelo mucho, y llevo un par de días dándole vueltas al asunto, porque además creo que la respuesta dice mucho de la persona... Vamos, que se podría decir que "hay dos clases de personas, las que preferirían perderse el principio de una novela, y las que prefererirían perderse el final". Yo creo que soy de las que preferiría perderse el principio, aunque bien puede ser que el primer párrafo sea el que mejor demuestre el tono de la novela, el estilo del escritor, etc... No puedo dejar de pensar en esas novelas que se cierran con un final espectacular en la última página, y solo pensar que podría estar perdiéndome algo de eso... creo que no me quitaría el sueño por las noches mucho más que pensar que me he perdido las primeras frases.
Me encantaría saber cuál es la opinión de los lectores de Librosfera al respecto :-)

¿Por qué no abres una cuenta en twitter? Digo, es una opción fabulosa para compartir y recibir información en referencia a los temas de Librosfera. Espero te animes :)
Gracias por la sugerencia, pero conozco Twitter y no lo uso de manera bastante consciente. La verdad es que hubo una cuenta de Librosfera en Twitter que no llegué nunca a utilizar por varias razones:
1) Falta de tiempo.
2) Quien quiera puede dejar un comentario en el blog, una pregunta aquí o incluso mandarme un correo, así que no creo que haga falta un canal más de comunicación.
3) Estoy en contra de los twits "acabo de poner esto en el blog". Igual que te haces seguidor de una cuenta twitter puedes hacerte seguidor de un blog y estar al tanto de los nuevos contenidos a través de tu lector de feeds o de los seguidores de blogger. Es el mismo sistema que con los twits (y detrás de todo, san RSS, aunque no todos sepan de qué va eso...). No voy a abrirme una cuenta de twitter solo para avisar de que acabo de publicar algo en el blog... Hay otras maneras de enterarse.
4) ... y además, hay otra gente que twittea lo que yo posteo. A día de hoy, casi todos los posts de Librosfera los twittea alguien (lo sé porque tengo un aviso para enterarme de cada vez que alguien twittea algo sobre Librosfera). Unos de los más habituales son @CirculolecRoma, así que si te interesa, siempre puedes hacerte seguidor de ellos y así enterarte de lo que posteo yo. Que yo esté en contra no quiere decir que el resto del mundo también lo esté!
Perdón por la parrafada, pero así aprovecho y queda explicado :-)

¿Qué libro te hubiese gustado escribir?
Tras mucho pensar (últimamente hacéis unas preguntas muuuuuy difíciles), creo que me quedo con "La historia interminable", de Michael Ende.

***

¿
Más preguntas?

30 septiembre 2010

¿Demasiados?


Nunca son demasiados...
[Visto en Book lovers never go to bed alone. En el copyright puede leerse Edward Gorey Enterprises, Inc, que por lo visto gestiona los derechos de autor de Edward Gorey.]

29 septiembre 2010

28 septiembre 2010

Alex Noriega


En Stuff noone told me (algo así como "Cosas que nadie me dijo"), Alex Noriega ilustra grandes verdades que él (como muchos otros) no aprendió en los libros...

27 septiembre 2010

24 septiembre 2010

De autores desaparecidos y títulos (in)apropiados

Al verme rodeado de tus papeles, de pronto me acordé del día que me hablaste de la última voluntad de Kafka. Había entregado su vida a la escritura y al sentir que la muerte se le echaba encima, le pidió a su mejor amigo, Max Brod, que destruyera sus escritos.

Es una anécdota manida, añadiste, pero no por eso deja de ser impresionante. Virgilio también hizo algo parecido. Naturalmente sólo tenemos conocimiento de los casos en que los amigos desobedecieron. ¿Cuántos habrá que, por el contrario, respetaron la voluntad del muerto? ¿Cuántos kafkas y virgilios habrán desaparecido sin dejar rastro de su paso por la tierra?

Llámame Brooklyn, de Eduardo Lago.

[Nunca se me había ocurrido pensar en cuántos... ¿serán muchos? ¿no les da miedo pensarlo? Aunque también lo da pensar en cuántos kafkas y virgilios hay publicados pero nunca leeremos por falta de tiempo, por no haber sabido escoger nuestras lecturas correctamente o por un exceso de lecturas intrascendentes...]

***

Un buen título no es exactamente un sello de aprobación, pero uno malo reducirá seriamente el aura de una novela. Curiosamente un título "brillante", como Hangover Square o La balada del café triste, es casi una garantía de obra muy menor.

El infierno imbécil, de Martin Amis.

[¿Recuerdan esta lista de títulos curiosos? Los enlaces están ya todos rotos, pero les puedo asegurar que todos y cada uno de esos libros existen... Me pregunto qué opinaría sobre ellos Martin Amis.]

22 septiembre 2010

La Ciudad

Qui no ha sentit que Nova York és cara, perillosa, atabaladora. Que les sirenes de les ambulàncies, la policia i els bombers xisclen tota la nit. Que és visitable, però no habitable. Que els hiverns són durs, els estius de foc i les primaveres i tardors, il·lusions passatgeres. Que és el malson de Lorca, la malura geomètrica de Puig i Cadafalch. Que és la més maca, que és la més lletja. Totes les generalitzacions són certes, però plantegen disjuntives fútils. No cal decidir-se per l'una o per l'altra. Nova York és La Ciutat. Per tota la geografia americana trobem denominacions repetides. Hi ha Kansas City, Missouri, i Topeka, Kansas; Jersey City, Nova Jersey; Filadèlfia, Pennsilvània, i Filadèlfia, Mississippí; Washington DC i Washington State. Però només hi ha un New York, New York. I és perquè no n'hi ha prou amb dir-li el nom una vegada.

Roser Caminals a La seducció americana.

***

[Traducción casera; de momento, el libro de Roser Caminals sólo se encuentra en catalán.]


Quien no ha oído decir que Nueva York es cara, peligrosa, mareante. Que las sirenas de las ambulancias, la policía y los bomberos gritan toda la noche. Que es visitable pero no habitable. Que los inviernos son duros, los veranos de fuego y las primaveras y los otoños ilusiones pasajeras. Que es la pesadilla de Lorca, el mal geométrico de Puig i Cadafalch. Que es la más bonita, que es la más fea. Todas las generalizaciones son ciertas, pero plantean disyuntivas fútiles. No hace falta decidirse por una o por la otra. Nueva York es La Ciudad. Por toda la geografía americana encontramos denominaciones repetidas. Está Kansas City, Missouri, i Topeka, Kansas; Jersey City, Nueva Jersey; Filadelfia, Pennsylvania y Filadelfia, Mississippi; Washington DC y Washington State. Pero solo hay un New York, New York. Y es porque decir el nombre solo una vez no es suficiente.

***

Esta semana toca revisitar lecturas recientes. Esta es de antes de Las Vacaciones (igual que Nueva York es La Ciudad, las de este año han sido Las Vacaciones). El sueño de volver por fin cumplido. Ahora se me cae el mundo encima sólo de pensar en cuánto tiempo tendrá que pasar hasta que el sueño de volver se haga realidad de nuevo...


Baby I have been here before
I know this room, I've walked this floor
I used to live alone before I knew you.
I've seen your flag on the marble arch
Love is not a victory march
It's a cold and it's a broken Hallelujah

20 septiembre 2010

Cabrones y monos

- ¿También usted lo ha leído? - preguntó -. Yo creía que aquí, en Londres, nadie conocía este libro. - Casi nadie. Yo soy uno de los poquísimos. Está prohibido, ¿comprende? Pero como yo soy quien hace las leyes, también puedo quebrantarlas.
[...]
- Pero ¿por qué está prohibido? - preguntó el salvaje.
En la excitación que le producía el hecho de conocer a un hombre que había leído a Shakespeare, había olvidado momentáneamente todo lo demás.
El interventor se encogió de hombros.
- Porque es antiguo; ésta es la raón principal. Aquí las cosas antiguas no nos son útiles.
- ¿Aunque sean bellas?
- Especialmente cuando son bellas. La belleza ejerce una atracción, y nosotros no queremos que la gente se sienta atraída por cosas antiguas. Queremos que les gusten las nuevas.
- ¡Pero si las nuevas son horribles, estúpidas! ¿Esas películas en las que sólo salen helicópteros y el público siente cómo los actores se besan! - John hizo una mueca -. "¡Cabrones y monos!"
En las palabras de Otelo encontraba el vehículo adecuado para expresar su desprecio y su odio.

***

Hacía tiempo que tenía una deuda pendiente con las distopias: Un mundo feliz.
Lo mejor del libro se encuentra en los capítulos 16 y 17, en la conversación entre uno de los máximos dirigentes de esa sociedad de clones de la que se ha eradicado todo rastro de dolor e infelicidad, y el salvaje, el hombre que ha vivido al margen de todo eso, el que ha tenido acceso a Shakespeare.



Pero claro, para llegar a entender, con todas sus consecuencias, el diálogo de esos dos capítulos, es necesario haber leído todo lo anterior y... sólo por esas escasas veinte páginas, vale la pena.

17 septiembre 2010

15 septiembre 2010

Retrato



Gracias, Antonio :-)

13 septiembre 2010

Diario



Gràcies, Berta :-)

10 septiembre 2010

08 septiembre 2010

Dos citas

Este otoño, dos citas:

1) El oficio de editar: ciclo de cuatro charlas sobre literatura, edición, prensa y cultura en el Caixaforum de Barcelona (a partir del 27 de septiembre).

2) Álbum ilustrado y nuevas tecnologías (el 23 de octubre, si resulta ser una de las sesiones elegidas por los organizadores): mi propuesta para el Bookcamp Kosmopolis.

PS: Imperdonable que me haya olvidado de esto, cuando además hace semanas que estoy acreditada XD. O sea, que en realidad no son dos, sino tres :-)

06 septiembre 2010

Rentrée


¿Están preparados para la lluvia?
[Ilustración de Raquel Marín]

03 septiembre 2010

Preguntas y respuestas (6)

Si no trabajases en una biblioteca, ¿dónde te gustaría trabajar?¿con que profesión soñabas de pequeña?
¿Dónde me gustaría trabajar? Me encantaría tener mi propia editorial de libros infantiles, pero sin tener que preocuparme por el dinero, los beneficios, las ventas... simplemente viajar, descubrir libros en otros países, y publicarlos en España. Cada vez que salgo fuera me encuentro con libros que pienso "¡¡Pero como es posible que no publiquen esto en España!!".
Pero de pequeña no soñaba para nada con una profesión relacionada con los libros. Hubo una temporada que me recuerdo diciendo que quería ser bióloga o veterinaria, porque me gustaban los animales (o eso creía yo)...
En mi caso, no nací con vocación librosférica. La descubrí, y bastante tarde, por cierto...

¿qué título recomiendas para adolescentes que leen poco?
Ejemplo de mi propia familia: mi sobrina, con quince años recién cumplidos y muy poco lectora (aunque es bastante inteligente: es capaz de argumentar que no encuentra en los libros los subidones de adrenalina que encuentra en otras "ficciones" como la serie "Perdidos"), ha leído de un tirón la primera entrega de la serie de Suzanne Collins "Los juegos del hambre". Aprovecharemos para regalarle la segunda parte, "En llamas", en cuanto se presente una nueva oportunidad.
El problema de los jóvenes que leen poco es... ¿hasta qué punto estamos dispuestos a renunciar a lo que nosotros - los adultos - consideramos "literatura de calidad" para que ellos lean? Porque si estamos dispuestos a renunciar "totalmente" con tal de que lean algo, lo que sea, estoy segura de que muchos leerían con gusto si cayeran en sus manos algunos de los best-sellers que rondan por las librerías. Pero claro... si únicamente les damos - especialmente a los jóvenes poco lectores - todo aquello que previamente ha pasado por "nuestro" filtro, entonces va a ser difícil encontrar los libros apropiados...

Me doy cuenta que lees mucho, mantienes el blog y trabajas -y demás actividades que mantienes privadas, supongo. No es por ser chusma pero ¿cómo organizas tu día? Pregunto porque estudio letras y siento que no me da tiempo para leer como yo quisiera.
Una vez ya contesté que tenía un pacto con el diablo, pero, en fin... Supongo que tú quieres una respuesta más "real".
El día tiene 24 horas. Para ti, para mí y para todos (al menos los que yo conozco...). ¿Cómo me organizo?
1) Trabajo: de lunes a viernes por las tardes. No me llevo NADA de trabajo a casa (del directamente relacionado con la biblioteca), pero sí que admito que, con la excusa de que trabajo en una biblioteca, puedo aprovechar horas de trabajo para estar más o menos informada de temas que me interesan (literatura en general, literatura infantil, cómics, nuevas tecnologías - web 2.0 -, etc.) sin sentirme excesivamente culpable.
2) De lunes a viernes por las mañanas es cuando dedico tiempo a mis blogs, y también a mis actividades relacionadas con los libros pero no con mi trabajo en la biblioteca (escribir reseñas, lecturas "por obligación", etc.) También es cuando hago cosas en casa (al 50% con mi pareja) y dedico horas a mi otro gran hobby (las labores: coser, hacer ganchillo...).
3) Noches y fines de semana: ocio puro y duro. Coser, leer por placer, cine y vida social (más bien poca).
Es IMPOSIBLE encontrar tiempo para hacer TODO lo que uno querría, especialmente si
a) no eres rico (con lo cual tienes que trabajar para llevar una vida más o menos normal).
b) tienes más de un interés (como es mi caso, que tengo demasiados: la ilustración, las labores, la literatura...).
Hazte a la idea de que tendrás que hacer malabares con tus horas, y tendrás que RENUNCIAR. Aprender a renunciar es una de las cosas que más me ha costado. De hecho, considero que sigo aprendiendo... Puede que te equivoques y renuncies a lo que no deberías, pero verás que es imposible hacerlo TODO. No hay soluciones mágicas. Lo siento.
Tengo pendientes un par de libros sobre gestión del tiempo. Los títulos están en este post de Librosfera: http://librosfera.blogspot.com/2010/04/tiempo.html.
¿Quizás las soluciones mágicas estén en ellos?
Ánimo :-)

fichas bibliograficas de graffitis
No entiendo la pregunta... Dudo que nadie se atreva a catalogar algo tan efímero como un graffiti. Como mucho, me he encontrado con libros que recogen fotografías, o incluso itinerarios para encontrarlos en una determinada ciudad (Berlín, Philadelphia...). No sé si es eso lo que andas buscando...

Hola!! Ingresando los libros en la biblioteca para saber quién era el ilustrador encontré esta página y me maravilló. seguramente comenzaré a disfrutar con los niños de las ilustraciones. Gladys Galván. Mestra bibliotecaria- Argentina
Bienvenida, Gladys :-)

Podrías mencionar 10 libros que te hayan marcado en tu adultez? no primera lecturas, sino algo ya más reflexivo. Simple curiosidad, :)
Diez libros sería imposible. Si acaso diez autores: Toni Morrison, David Malouf, Pedro Salinas, Paul Auster, Juan José Millás, Jeanette Winterson, José Saramago, Daniel Nesquens, Margaret Atwood y Alessandro Baricco. Son los autores de los que espero, tarde o temprano, poder llegar a leer su obra completa.

Hola Sfer! Vaig descubrir el teu blog fa temps i em va encantar. Malhauradament el tenia guardat a l'ordenador de la feina i ara estic d'excedència...finalment m'he decidit a buscar-te pq necessito una mica d'intercanvi literari i pq m'agradaria fer-te
Fer-te què? Preguntus interruptus...

frases para invitar a la lectura
Encontrarás muchas en Librosfera, especialmente bajo la etiqueta "Leer es..."

***

¿
Más preguntas?

01 septiembre 2010

¡Sabía leer!

Son mágicos los instantes en que un niño se entera de que puede leer las palabras impresas.
Durante un tiempo, Francie sólo sabía pronunciar las letras una a una, para luego juntar los sonidos y formar una palabra. Pero un día, mientras hojeaba un libro, la palabra "ratón" le apareció entera y de inmediato adquirió sentido. Miró la palabra y la imagen de un ratón gris se estampó en su cabeza. Siguió leyendo y cuando entrevió la palabra "caballo", oyó los golpes de sus cascos en el suelo y vio el sol resplandecer en sus crines. La palabra "corriendo" la golpeó de repente, y ella empezó a jadear, como si de verdad hubiese estado corriendo. La barrera entre el sonido de cada letra y el sentido de una palabra entera se había caído. Ahora, con un simple vistazo, la palabra impresa le revelaba su sentido. Leyó rápidamente unas páginas y estuvo a punto de desmayarse por la emoción. Quería gritarlo al mundo entero: ¡sabía leer! ¡Sabía leer!
A partir de entonces el mundo se hizo suyo a través de la lectura. Nunca más se sentiría sola, nunca más añoraría la compañía de un amigo querido. Los libros se volvieron sus únicos aliados. Había uno para cada momento: los de poesía eran compañeros tranquilos, los de aventura eran bienvenidos cuando se aburría, y las biografías cuando deseaba conocer a alguien. Ya adolescente, llegarían las historias de amor. La tarde que descubrió que podía leer, se prometió leer un libro al día durante el resto de su vida.


***
Otro fragmento de Un árbol crece en Brooklyn, de Betty Smith.

30 agosto 2010

Odiaba a los niños

La bibliotecaria en la que espero NO convertirme JAMÁS:

- ¿Podría usted recomendarme un libro adecuado para una niña?
- ¿De qué edad?
- De once años.
Todas las semanas Francie hacía la misma solicitud y cada vez la señorita formulaba esa misma pregunta. Un nombre escrito en una tarjeta no significaba nada para ella, y como nunca había mirado la cara de la chiquilla, no conocía a la pequeña que solicitaba un libro al día y dos el sábado. Cómo le habría gustado a Francie una sonrisa, un comentario amistoso. ¡La habrían hecho tan feliz! Pero la bibliotecaria tenía otras preocupaciones, y además odiaba a los niños.
Francie tembló de curiosidad mientras la mujer estiraba el brazo debajo del escritorio. Fue leyendo el título a medida que el libro aparecía lentamente: Si yo fuera rey, de McCarthy. ¡Maravilloso! La semana anterior le había tocado Beverly de Graustark, y el mismo dos semanas atrás. El libro de McCarthy se lo había llevado sólo dos veces. La bibliotecaria recomendaba siempre esos dos libros; quizá eran los únicos que conocía, o figuraban en alguna lista de libros recomendables, o bien los consideraba apropiados para una niña de once años.


***
Fragmento de Un árbol crece en Brooklyn, de Betty Smith.

27 agosto 2010

23 agosto 2010

20 agosto 2010

Yunmee Kyong



Una portada de Yunmee Kyong para un libro de Amelie Nothomb

16 agosto 2010

... y uno más para soñar


Uno de los primeros libros que ha caído en mis manos en la biblioteca, después de volver de las vacaciones, ha sido este álbum infantil... si es que se puede calificar de infantil un álbum que habla sobre la fugacidad del tiempo, y sobre cómo siempre nos falta ese segundo, ese minuto, esa hora, ese día más para dedicarlo a todo lo que, probablemente, es más importante, pero queda siempre relegado para "cuando tenga tiempo".

Se trata de El tiempo vuela, con texto de João Pedro Mésseder y las fantásticas ilustraciones, figuras de papel recortadas, de Gémeo Luís (ed. Kalandraka).

13 agosto 2010

Los libros con rayos X en los ojos



A Marc Johns le gusta dibujar cosas con rayos X en los ojos.

Por cierto, que el suyo, H is for Holy Crap, lo he visto rondando por algunas librerías de Barcelona (aunque también puede comprarse, como no, en The Book Depository)

11 agosto 2010

23 de octubre

Reserven el día para...


Más información aquí, o aquí.

09 agosto 2010

L'Hérisson





Hay que ver "El erizo", de Mona Achache.
Pero, antes, hay que leer La elegancia del erizo, de Muriel Barbery.
[Pueden empezar con
estas citas que compartí en su día.]
En ese orden. Primero, el libro. Luego, la película. En este caso, es especialmente importante, y los que ya hayan leído el libro sabrán por qué.
Y si al terminar no tienen ganas de leer Anna Karenina o de ver alguna película de Yasuhiro Ozu, es que la sangre se les ha vuelto horchata...

06 agosto 2010

Viviendo en nuestra propia biblioteca

Cada uno de nosotros sigue perdiendo algo muy preciado. [...] Oportunidades importantes, posibilidades, sentimientos que no podrán recuperarse jamás. Esto es parte de lo que significa estar vivo. Pero dentro de nuestra cabeza, porque creo que es ahí donde debe de estar, hay un pequeño cuarto donde vamos dejando todo esto en forma de recuerdos. Seguro que es algo parecido a las estanterías de esta biblioteca. Y nosotros, para localizar dónde se esconde algo de nuestro corazón, tenemos que ir haciendo siempre fichas catalográficas. Hay que limpiar, ventilar la habitación, cambiar el agua de los jarrones de flores. Dicho de otro modo, tú deberás vivir hasta el fin de tus días en tu propia biblioteca.

***
Kafka en la orilla, de Haruki Murakami, ha sido una lectura absorbente. Pocas veces un libro me había atrapado de ese modo (en algún momento llegó a recordarme a Perdidos: el bosque, los otros, el limbo...), y ni siquiera me ha decepcionado el no estar cien por cien segura de haber decodificado bien las metáforas que propone. Es, quizá, lo de menos...

02 agosto 2010

Un paseo (librosférico) por la Costa Este

Esta semana les dejo con un paseo por algunos de los lugares librosféricos de Boston, Philadelphia, Washington y Nueva York. Las vacaciones han terminado, pero hay tantas cosas por recordar...



Haciendo click sobre la presentación de diapositivas podrán ver las fotos en otra página, a mayor tamaño, leyendo las explicaciones (en el título de cada una de las fotos) y dejando comentarios.

¡Buen viaje!

30 julio 2010

Preguntas y respuestas (5)

¿qué són los cuchipús?
Para saberlo, tendrás que ver "Monsters Inc." en versión original y estar atent@ a los diálogos entre Celia y Sulley...

solo queria saludar, es un excelence blog y me ha contentado la vida encontrarlo! adoramos los libros. Saludos desde Ciudad Juárez, nuestra ciudad herida y lastimada, llena de guerra...y sin libros =( colectivo Palabras de Arena felicidades! ♥
Muchas gracias, Palabras de Arena. Desde Barcelona os envío muchos ánimos y mucha fuerza para seguir adelante. Soy de las que confían en los finales felices :-)

¿Conocéis el libro de Montserrat Comas: Biblioteques en temps de guerra?Se basa en los diarios de las bibliotecarias del Penedès.
Lo conozco, pero no he tenido la oportunidad de leerlo (todavía...). Espero poder hacerlo algún día.

Qué libros recomiendas sobre LIJ como imprescindibles?. Cuales son tus favoritos si los tienes?
La verdad es que libros "sobre" LIJ no conozco muchos. Sobre el fomento de la lectura y de la importancia de leer y los libros, me gusta especialmente "La magia de leer", de José Antonio Marina y María de la Válgoma.
Si, en cambio, te refieres no a libros "sobre" LIJ, sino propiamente a libros sobre niños, hace un tiempo que hice un ciclo sobre seis de mis libros infantiles favoritos, titulado "seis días, seis álbumes", que puedes consultar aquí: http://librosfera.blogspot.com/2008/06/6-das-6-lbumes-presentacin.html. Siguen siendo algunos de mis favoritos, aunque cada año aparecen libros infantiles que no dudo ni un momento en comprarme para mí :-)

Qué libro recomendarías para leer este verano?
y
Hola, ¿me puedes recomendar un libro para este verano? Si puede ser, de lectura larga y de esos que te enganchan enseguida y que cuando los estas acabando dosificas la lectura para que te dure más... Gracias.
Uso la misma respuesta para ambas preguntas: acabo de empezar a leer "Kafka en la orilla", de Haruki Murakami, y me tiene enganchadísima como hacía tiempo que no lo conseguía un libro tan largo. Si queréis algo un poco más nuevo, os recomiendo "Fin", de David Monteagudo, y "La evolución de Calpurnia Tate", de Jacqueline Kelly... aunque son libros que no tienen nada que ver el uno con el otro, por distintas razones creo que hacen buenas lecturas veraniegas. ¡Espero acertar!


***

¿Más preguntas?

28 julio 2010

Las "poolgas" de Javier Arce



Las "poolgas" son imágenes que pueden usarse de fondo de escritorio en algunos de estos modernos aparatos (iphones, ipads, etc...). Estos son dos de Javier Arce (aunque a ella me he tomado yo la libertad de girarla, como pueden apreciar en el libro que está leyendo).

26 julio 2010

(Otros) Curiosos puntos de libro




1.- Help!
2.- Post-its con forma de hojas. También sirve para otras cosas...
3.- Descargar el pdf para imprimir vuestros propios puntos de libro "Save" [obra de Icoeye]

21 julio 2010

2 de cada 3



Como... ¿todavía no conocen Cinismo Ilustrado?

19 julio 2010

16 julio 2010

14 julio 2010

1939

“Hoy hemos abierto de nuevo la Biblioteca al público, depués de un largo periodo de inactividad.

Desde primeros de octubre, la Srita Bertran y yo trabajamos activamente, revisando los libros y fichas, pues con motivo de un traslado, los libros estaban muy desordenados.

Por órden superior también hemos retirado de la sala de lectura algunos libros, de las secciones de historia y ciencias sociales.

El director accidental Sr. Bohigas visitó la Biblioteca, y después de ultimar algunos detalles referentes a su funcionamiento, quedamos en inaugurar la reapertura para el dia de hoy.

Nos ha alegrado mucho la vuelta de algunos antiguos lectores, cuyo interés por la Biblioteca es patente, pues desde su inauguración, no han dejado de acudir siempre.”


***

Blogs de bibliotecas hay muchos, pero éste es especial.

Reproduce fragmentos del diario (pueden verse las imágenes escaneadas, y leer la transcripción) que llevó Francesca Farró, que trabajó en la biblioteca Ignasi Iglesias de Barcelona desde su inauguración en 1935. En el blog, hay reproducidos fragmentos hasta 1944.

La entrada que reproduzco corresponde a la única que hay el 1939. La primera que aparece en castellano (todas las anteriores a esa fecha son en catalán).

Qué lástima que se haya perdido esta costumbre... los directores de hoy están demasiado ocupados con sus estadísticas, sus círculos de mejora, sus planes de actuación y sus memorias como para dedicarse a registrar para la posteridad el día a día tras el mostrador de las bibliotecas.

12 julio 2010

09 julio 2010

Pasiones por escrito



Supe de su existencia a través de una fan de las Moleskine, y por fin he encontrado la pieza que faltaba: el lugar donde hacerme con una (gastos de envío incluídos) a un precio más que razonable.